Etapas de un Proyecto de Arquitectura: Antecedentes

Los proyectos de arquitectura deben ejecutarse de manera organizada y exitosa. Para ello, tiene que estructurarse en diferentes etapas. Bien sea para reformar un hogar, construir un urbanismo, una vivienda multifamiliar o una oficina, es importante conocer con exactitud cada fase y elemento que conforma el proyecto.

Las etapas preliminares son fundamentales para generar una propuesta que se ajuste lo mejor posible a las solicitudes del cliente.

 Para ello, es necesario recopilar toda la información que se considere valiosa para el correcto desarrollo del proyecto. A esta primera etapa se le conoce como antecedentes.

¿Qué son los antecedentes de un proyecto de arquitectura?

Los antecedentes ayudan a identificar cuáles aspectos han sido tratados previamente, los que aún faltan por explorar, y los puntos clave para definir el futuro del proyecto. De esta manera, es posible generar información relevante para realizar una documentación tanto física como digital.

Cuando se inicia un proyecto arquitectónico es de vital importancia investigar todos aquellos detalles o elementos que sirven para conocer con exactitud qué es lo que se quiere hacer, con qué fin, y en dónde.

Aquí se toman en cuenta los puntos de vista de los diferentes actores involucrados en el proyecto, sus ideas, propuestas, metodologías y necesidades.

Estructura de los antecedentes

Para conformar una base sólida de antecedentes es importante recabar información de todas las fuentes existentes que se relacionan de manera directa o indirecta con el proyecto.

Para ello se considera el propio requerimiento del cliente o mandante, el lugar donde se concebirá el proyecto y cualquier otro aspecto técnico y normativo que interviene en el desarrollo de la construcción.

Aquí te mostraremos un desglose general de cómo están estructurados los antecedentes y cuáles son los requerimientos específicos de cada sector que se considera en esta fase.

Cliente o mandatario

Es la primera figura interesada en el proyecto y la principal fuente para generar información.

Por ello, debe aportar en detalle cualquier antecedente que sirva para exponer sus solicitudes y requerimientos.

Aunque el mandante conoce con certeza lo que requiere y se involucra en la ejecución del proyecto, es el arquitecto quién se encargará de identificar sus necesidades.

De esta manera, le será posible transformar sus peticiones a un proyecto que resulte funcional y ejecutable.

Zona

Las características del lugar en el que se desea ejecutar el proyecto es un aspecto fundamental para su desenlace. Por ello, es importante recopilar información sobre las condiciones del terreno, su geometría, ubicación geográfica, tipo de suelo, y topografía.
Además, se debe considerar todo el entorno.

Entre ellos, los límites de propiedad, el impacto que tendrá el proyecto en sus alrededores y cómo se puede aprovechar el espacio y las posibles vistas.

Toda esta información permitirá conocer de antemano la viabilidad del proyecto.

Documentación técnica

Para darle mayor solidez, será necesario definir todas aquellas características técnicas que puedan utilizarse como referencia. Aquí es importante recopilar información sobre otros planos que sean semejantes y que ya hayan sido ejecutados.

En esta documentación también se especifican varios aspectos. Entre ellos, los materiales a utilizar, las técnicas constructivas, las posibles tecnologías que puedan resultar de utilidad para su ejecución, etc.

Esto servirá para atender las necesidades del proyecto en función de sus características y plantear las posibles soluciones que sean factibles para el desarrollo del proyecto.

Aspectos legales

La construcción está regulada por múltiples leyes y normativas que pueden variar en función del lugar donde se desea construir. Por este motivo es necesario recopilar toda la información sobre la zonificación del lugar donde se llevará a cabo el proyecto.

Los aspectos legales también implican normativas de diseño arquitectónico, regulaciones urbanas, medioambientales y sanitarias. Conocer estas limitaciones permitirá adaptar el proyecto a la realidad, evitar conflictos posteriores y luego obtener los permisos pertinentes para construir.

Detalles adicionales

Por lo general, es posible encontrar información del terreno o edificios aledaños a él. Para ello, hay que acudir a ciertas entidades gubernamentales o instituciones asociadas a las actividades constructivas. Esta documentación la proporciona el cliente o directamente la Dirección de Obras de cada municipalidad.

Para el arquitecto es relevante obtener un Certificado de Informaciones Previas (CIP). Con esto es posible identificar las normativas y ordenanzas urbanísticas del emplazamiento del proyecto.

También se puede recolectar información relevante a través de los proveedores de servicios eléctricos, sanitarios, gas, entre otros.

Todos estos archivos recolectados podrían digitalizarse y deben ser analizados en detalle por el arquitecto. De este modo, puede conocer las características propias del lugar donde se quiere realizar el proyecto. Esto es fundamental para saber qué se puede construir allí y cómo se debe hacer.

En el caso de que no sea posible encontrar suficiente información por estos medios, vale la pena realizar un levantamiento desde el propio terreno.

¿Por qué son tan importantes los antecedentes en un proyecto de arquitectura?

Los antecedentes son una fase vital del proyecto arquitectónico y sin ellos es prácticamente imposible lograr que se desarrolle. Esta etapa permitirá al arquitecto crear una visión holística del proyecto, identificar sus objetivos y las necesidades del cliente. También comprender las limitaciones existentes y coordinar los pasos a seguir para fases posteriores.

Una vez conformados los antecedentes, se contará con la documentación necesaria para realizar los estudios de factibilidad que darán lugar a la etapa de anteproyecto.

En este se podrá hacer un presupuesto previo y proponer los posibles plazos para la ejecución del mismo.

Innova House
Gabriela Maidana

Innova – Modelo Lena

Modelo Lena Construccion en seco y tradicional M2 Totales: 100 m2 Cubiertos: 78 m2 Semi Cubierto: 22 m2 Esta casa de estilo minimalista, diseñada completamente

Innova House
Gabriela Maidana

Innova – Modelo Nilo

Modelo Nilo Construccion en seco y tradicional M2 Totales: 147 m2 Cubiertos: 107.50 m2 Semi Cubierto: 39.50 m2 Es una casa completamente desarrollada en planta