La idea en tu cabeza nadie la conoce

Sí, es verdad. Lo que imaginaste como tu casa es un sueño. Es justo lo que tu gente necesita para que sea funcional a lo que hacen. Pero si no lo sacás de la idea, no será real.

Nadie va a entender lo que le cuentes tal como lo tenés en tu cabeza. Para que hables el mismo idioma del equipo que hará tu casa tenés que pasar por un paso previo a la obra. Ese es el anteproyecto.

Toda la obra de Steel Framing es a medida. Entonces, siempre tiene que haber un trabajo que te va a ayudar a darle la forma que querés con asesoramiento profesional.

No es igual si se trata de un plano en un papel. Tenés que asegurarte que quien te diseñe tenga la capacidad de entender la idea 360º, con el involucramiento multidimensional que tu obra requiere: diseño, estética, funcionalidad, arquitectura, ingeniería.

Necesitás pensar en un diseño, una gestión y una dirección para resolver tu nueva arquitectura de modo eficiente y que satisfaga con empatía las necesidades de vivienda y espacios que soñaste.

Cuando consideres un anteproyecto tené en cuenta que vas a recibir un conjunto de planos o maquetas que explican de manera gráfica el diseño de las plantas, cortes y elevaciones de lo que vas a construir.

El dibujo debe estar a escala y ceñirse a los resultados estudiados. Ese va a ser el manual de instrucciones que seguirá luego quien dirija la obra.

También debe responder a las disposiciones vigentes establecidas, lo que te va a ayudar a agilizar los trámites posteriores de habilitación legal de tu obra y, más tarde, la propiedad.

El anteproyecto pinta tu aldea. Ese sitio que soñaste en las nubes de tu imaginación. Pero lo baja a un papel que permita que todos los que se involucren en la construcción de tu espacio puedan traducir lo que dibujaste en tu cabeza.

Para facilitar esta tarea, debe estar acompañado de una memoria escrita o visual, un presupuesto estimativo y una descripción de los recursos recomendables para la construcción.

El trabajo de traducción desde tu concepción a esos documentos va a permitir jugar con una tormenta de ideas para transformar lo que pensaste en viable, seguro, perfectible, optimizable. Vos sabés lo que querés. Los profesionales conocen las posibilidades de llevarlo a cabo y las mejores opciones para hacerlo.

Dejá un comentario